Please use this identifier to cite or link to this item: http://repositorio.ingemmet.gob.pe/handle/ingemmet/176
Geología del Perú – [Boletín A 55]
1995
INGEMMET. Boletín, Serie A: Carta Geológica Nacional, n° 55
El territorio peruano se ubica entre las coordenadas 0º y 18º 20’ de Latitud Sur y los 68º 30’ y 81º 25’ de Longitud Oeste, abarcando una superficie de 1’ 285,215 km². Gran parte del territorio comprende la Cordilera de los Andes, la cual se extiende de Sur a Norte, a lo largo del Continente de América del Sur. La Cordillera de Los Andes determina diferentes unidades geomorfológicas, propias de un medio continental y de un medio marino. De Este a Oeste, en el ámbito continental, las unidades corresponden a: 1. Cordillera de la Costa, 2. Llanura Preandina (Faja Costanera), 3. Cordillera Occidental, 4. Depresiones Interandinas, 5.Cordillera Oriental, 6. Cuenca del Titicaca, 7. Región Subandina, 8. Llanura Amazónica; En el ámbito marino, las unidades comprenden: 1. Plataforma o Zócalo Continental, 2. Talud Continental, 3. Fosas Marinas (Fosa Peruano-Chilena), 4. Dorsal de Nazca, 5. Fondos Abisales del Pacífico Sur. Se describe la geomorfología de cada una de estas unidades, tanto de ámbito continental como marino. Un enfoque histórico y de evolución tectónica aporta los diferentes episodios que han modelado el territorio peruano, en base a la interpretación del registro rocoso, paleontológico y las estructuras que conforman la arquitectura pétrea. Los Andes peruanos se caracterizan por presentar dos cambios notables en su rumbo: la Deflexión de Huancabamba, en el Norte, y la Deflexión de Abancay, en el Sur, ubicadas a los 6º y 14º de Latitud Sur, respectivamente. Dichas estructuras coinciden con los Cerros de Illescas en el Norte y la Península de Paracas en el Sur. Los ciclos sedimentarios y los episodios orogénicos en el territorio peruano, durante el Precámbrico son poco conocidos. Las rocas de esta edad corresponden, por lo menos, a dos ciclos orogénicos, siendo evidente a Orogenia Brasilida. En las rocas paleozoicas, se puede reconocer la Orogenia Caledónica (NorOeste) y la Orogenia Hercínica (Cordillera Oriental), reconociéndose dos ciclos sedimentarios,que culminaron con tres fases de deformación: la fase Eohercínica (340 MA) y Fase Tardihercínica (280 MA) y Fase Finihercínica, la tercera. En las rocas Mesozoicas y Cenozoicas se reconoce el Ciclo Andino, comprendiendo varias etapas de sedimentación y varias fases de deformación (Fase Peruana, Fase Incaica, Fase Quechua y otras). La estratigrafía del territorio peruano se puede sintetizar en tres columnas transversales a Los Andes, correspondientes a la Costa, Cordilleras y Faja Subandina del Sur, Centro y Norte del país. La identificación y reconocimiento de numerosas cuencas sedimentarias en el territorio peruano, dieron origen a la denominación de las formaciones geológicas de una misma edad, lo que dificulta su relacionamiento. Finalmente, se correlacionan las unidades geológicas y los yacimientos y las ocurrencias minerales. El presente trabajo tiene sus primeros desarrollos en los trabajos geológicos del Cuerpo de Ingenieros de Minas (1902), destacando los trabajos geológicos de Comisiones especialmente contratadas para estudiar nuestro territorio, entre éllas la del profesor Gustavo Steinmann (1907-1908), que integró el ingeniero Julián J. Bravo. En esa época y en los años subsiguientes los conocimientos geológicos del territorio se ampliaron considerablemente por los trabajos de Bravo, Lisson, Alvarado, Zevallos, Rivera Plaza, Boit y algunos más, y por la notable contribución de la industria con los trabajos de Mc Laughlin, Walker, Iddings y Olsson. En este contexto se publica la “Geología del Perú” de Steinmann, primero en Alemania en 1929 y traducida al castellano por J. A. Broggi, en Lima, en 1930. Más tarde, en 1945, el recién fundado Instituto Geológico del Perú, publicó una pequeña Memoria Explicativa al Mapa Geológico Preliminar Generalizado del Perú a escala 8.5 millones, el que fuera editado por J. A. Broggi con la colaboración de su Cuerpo de Geólogos, entre los que se encontraban J. Fernández Concha y Mariano Iberico. Posteriormente, en 1969, Eleodoro Bellido preparó el Boletín No. 22 del Servicio de Geología y Minería, al que denominó “un breve resumen de la Geología del Perú”, para acompañar a una edición corregida del Mapa Geológico Generalizado a escala 4 millones que fuera publicado originalmente en 1964. Finalmente, en 1977, se publicó como Boletín No. 28 del Instituto de Geología y Minería una Sinopsis Explicativa al Mapa Geológico del Perú de 1975, que reunía los conocimientos del territorio logrados por la Comisión Carta Geológica Nacional, desde su creación en 1960. En los últimos veinte años se han triplicado el número de hojas trabajadas de la Carta Geológica Nacional, sumando a la fecha más de 200, reuniéndose una gran cantidad de información geológica y de los recursos minerales del Perú, en instituciones del Estado, la industria, y la comunidad científica nacional e internacional. Esto ha permitido, por una parte, la preparación de un nuevo Mapa Geológico del Perú a escala un millón, compilado por la Dirección de Geología Regional de INGEMMET. Por otra parte, se ha preparado el presente Boletín denominado “Geología del Perú” en 1993, cuyos capítulos han sido desarrollados por destacados geólogos de INGEMMET en Estratigrafía, Geología Histórica y Evolución Tectónica: Oscar Palacios y Néstor Chacón; Geomorfología y Tectónica: Néstor Chacón; Rocas Igneas: Agapito Sánchez, y Geología Económica: Samuel Canchaya y Alberto Aranda. Se expresa el reconocimiento a las empresas y entidades extranjeras que a través de los años han colaborado con el INGEMMET y sus antecesores, al conocimiento de la geología y de los recursos minerales del Perú, tales como la Cooperación Técnica Norteamericana, Francesa, Alemana, Española, Japonesa y a la Británica.
Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico - INGEMMET
177 p.



This item is licensed under a Creative Commons License Creative Commons