Please use this identifier to cite or link to this item: http://repositorio.ingemmet.gob.pe/handle/ingemmet/326
El Batolito costero en la parte central del Perú - [Boletín D 7]
1979
INGEMMET. Boletín, Serie D: Estudios Regionales; n° 7
El presente estudio comprende el mapeo en detalle del Batolito Costero del Perú, en un sector de 120 km, de modo que pueda establecerse su forma y la cronología de su emplazamiento. El batolito está emplazado dentro de una secuencia de rocas volcánicas bien estratificadas. La parte inferior de esta secuencia volcánica, de ambiente marino, ocupa la parte occidental de las dos grandes cortezas geosinclinales que dominaron la paleografia cretácea. La parte superior es una cubierta más reciente de piroclásticos y lavas subaéreas. En el estudio se trata separadamente en estas dos partes las rocas encajonantes. Éstas están constituidas por volcánicos poco alterados, correspondientes al Cretáceo y al Terciario inferior, cuyo espesor excede los 6500 m. Sus estructuras se muestran nítidamente cortadas por una gran intrusión compuesta, en la cual se distribuyen unas 16 unidades petrográficas,en plutones emplazados de diferentes épocas. En la distribución de estas rocas hay una marcada simetría, situándose gabros en los flancos, tonalitas y dioritas cuarcíferas hacia el interior y complejos centrados hacia la parte media, en los cuales, las adamelitas son particularmente importantes. En cuanto al problema espacial, no ha sido resuelto completamente, dependiendo del análisis estructural de la roca encajonante, sobre una vasta área de influencia. Se anota que ha quedado demostrado que la asimilación magmática y la subsidencia de calderas fueron importantes. La posición de muchos de los contactos principales estuvo controlado por un fracturamiento contemporáneo. Se estima que, posiblemente, el espacio para la intrusión haya sido suministrado por un levantamiento general, a lo largo de las fallas. En relación a su origen en profundidad, hay debate de posiciones, pero en el Batolito Costanero, los gabros fueron intruidos primero, lo que sugiere que representan un magma original y no acumulado de cristales. Una explicación más acertada de la asociación es que las masas principales de magma, fueron resultado del proceso de refusión, diversificándose posteriormente los productos por diferenciación y asimilación. Durante la orogénesis se generó un magma basáltico, en el manto o en la corteza inferior, el cual a su paso hacia arriba, originó el desarrollo de magmas intermedios, por la elevación de la temperatura local, al punto de ocurrir su fusión parcial. Se observa que Hamilton (1969), al igual que otros autores, sugieren que los batolitos cordilleranos están estrechamente relacionados con los volcanes andesíticos, de los cuales provienen las rocas extrusivas de la cobertura. Se presentan evidencias importantes de la conexión de las asociaciones de volcánicos y plutónicos, en los complejos centrados, componentes del Batolito, pudiendo ser "restos basales" de la caldera que proporcionó las lavas. En esta interpretación, la actual superficie de erosión representa un nivel bastante somero en la corteza, que está de acuerdo con el metamorfismo regional de bajo grado y lo reducido de las aureolas de contacto. Se analiza la estructura y el modo de emplazamiento. El problema del emplazamiento del Batolito en forma paralela y próxima al borde continental es fundamental, tanto para los asuntos de tectónica de placas como para la generación de los magmas. Se comenta que es indudable que la generación de magma está de alguna manera relacionada con la geología del margen continental.
Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico - INGEMMET
pp. 1-40

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
D007-Art-1-John-Spencer-El_batolito_costanero.pdf12.1 MBAdobe PDFView/Open


This item is licensed under a Creative Commons License Creative Commons