Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://repositorio.ingemmet.gob.pe/handle/ingemmet/338
Aguas termales y minerales en el centro del Perú - [Boletín D 21]
ago-1999
INGEMMET. Boletín, Serie D: Estudios Regionales; n° 21
El presente estudio analiza la evidencia de aguas termales y minerales en seis áreas ubicadas en el centro del país, geopolíticamente abarca los departamentos de Ancash, Huánuco, Pasco, Junín, Lima, Ica, Huancavelica, Ayacucho y Apurímac. La finalidad del presente trabajo ha sido efectuar el inventario de las fuentes termales y minerales, analizar su composición físico-química y evaluar las posibilidades de su utilización considerando su calidad, temperatura y ubicación. La metodología de trabajo contempló la realización de dos etapas de campo, durante las cuales se realizó el inventario y la toma de muestras de aguas y sínter. El área de estudio se encuentra situado en la margen continental activa del territorio peruano donde la Placa de Nasca desciende debajo de la Placa Sudamericana. La subducción, que comenzó en el Mesozoico y que continúa hasta la actualidad, generó actividad magmática y elevados flujos térmicos en la corteza terrestre formando sistemas geotermales. Dentro de éstos, circularon aguas subterráneas, convirtiéndose en fluidos hidrotermales que, en el Mesozoico y el Terciario, dieron origen a depósitos metálicos, alteraciones hidrotermales y brechas explosivas. Hoy en día, en el sector de estudio, la actividad magmática se expresa sólo por surgencias de aguas calientes con precipitaciones de sínter. En el sector de estudio afloran unidades geológicas que van del Proterozoico al Cenozoico. El Proterozoico constituye un conjunto polideformado de rocas metamórficas, de grado bajo a medio. En el Paleozoico inferior, el Ordoviciano y Devoniano, constan mayormente de turbiditas, mientras que en el Paleozoico superior el Carbonífero está representado por calizas, areniscas y lutitas marinas, y el Permiano está compuesto de conglomerados, areniscas y rocas volcánicas continentales. El Mesozoico consiste en carbonatos y areniscas marinas del Triásico y Jurásico, areniscas y lutitas marinas del Cretáceo inferior y calizas marinas así como conglomerados y areniscas continentales del Cretáceo superior. El Cenozoico consta principalmente de rocas volcánicas continentales del Paleógeno y Neógeno así como depósitos glaciares, fluvioglaciares y aluviales del Cuaternario. El contexto estructural está caracterizado principalmente por lineamientos con rumbo noroeste-sureste (dirección andina). En menor extensión, existen grandes fallas transversales de rumbo suroeste-noreste (dirección antiandina). En relación a la hidrogeología del sector estudiado se tiene pocos conocimientos. Sin embargo, sobre la base de la litología y observaciones de campo se considera que las siguientes unidades geológicas pueden albergar aguas subterráneas para alimentar fuentes termales: Grupo Pucará y Formación Ferrobamba (rocas calcáreas) Grupos Goyllarisquizga y Yura (areniscas) Rocas volcánicas del Cenozoico. En las seis áreas estudiadas, se han identificado más de 60 manifestaciones de aguas termales y minerales. Las surgencias de las fuentes están controladas por zonas permeables, fracturas y fallas con rumbo andino y antiandino. La mayor parte de las aguas en el sector de estudio son de la clase sulfatada y bicarbonatada, con temperaturas de 10 a 70°C y valores de pH entre 4.6 y 8.2. Las aguas constituyen probablemente aguas subterráneas superficiales, que surgen predominantemente de dos unidades geológicas: areniscas del Grupo Goyllarisquizga y rocas calcáreas del Grupo Pucará. Los responsables para el calentamiento de las aguas serían intrusiones plutónicas y/o subvolcánicas, cuya existencia se supone sobre todo en los alrededores de Huaraz, Oyón, Huachocolpa y Coris. Surgencias de aguas cloruradas profundas, sólo se tienen en las áreas de Huaraz Jauja y Huancavelica, cuyas temperaturas llegan hasta 70°C, pH ± neutro y contenido de cloruros de hasta 6 800 mg/l. Se asume que todas las aguas profundas han sido modificadas por la mezcla con aguas subterráneas superficiales. Basándose en los contenidos de elementos traza en las aguas y el nivel estratigráfico de su afloramiento se asume que las aguas profundas provienen de acuíferos ubicados en rocas paleozoicas y/o precámbricas. Se concluye que dado la ausencia de campos termales y el predominio de fuentes con temperaturas inferiores en superficie (entre 20°C y 50°C) y en profundidad (entre 80 y 130 °C), se manifiesta que el sector de estudio no ofrece suficiente potencial geotérmico, para la generación de electricidad ni para el suministro de agua caliente, por lo que se evalúa otras posibilidades de su aprovechamiento, sobre todo su uso como baño termal turístico o local, así como para la producción de agua mineral. El estudio contiene referencias bibliográficas.
Aguas minerales | Aguas termales | Análisis de aguas | Hidrogeoquímica | Geoquímica | Estratigrafía | Hidrogeología | Fuentes termales | Geología estructural
Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico - INGEMMET
53 p.



Este ítem está sujeto a una licencia Creative Commons Licencia Creative Commons Creative Commons