Please use this identifier to cite or link to this item: http://repositorio.ingemmet.gob.pe/handle/ingemmet/344
Aguas termales y minerales en el norte del Perú - [Boletín D 22]
Jun-2000
INGEMMET. Boletín, Serie D: Estudios Regionales; n° 22
En el presente trabajo se constató la presencia de aguas termales y minerales en la zona norte del país que abarca los departamentos de Tumbes, Piura, Lambayeque, Cajamarca, Amazonas, San Martín, La Libertad y Ancash y a la vez se descubrieron nuevas fuentes termales, inéditas hasta el momento, con excelentes temperaturas y paisaje exóticos típicos de cada zona, sólo accesibles por caminos de herradura, en un entorno panorámico singular, lo cual los hace más atractivas y potencialmente magníficas para desarrollo turístico. Todas las fuentes termales y minerales se examinaron y analizaron, teniendo como objetivo: efectuar un inventario general de las fuentes termales existentes en el área de estudio, analizar y evaluar sus propiedades hidroquímicas, establecer de acuerdo a las normas peruanas e internacionales la posibilidad de uso para la salud humana y evaluar las posibilidades de utilización en el establecimiento de balnearios y lugares ecoturísticos. El área de estudio está afectada por la placa de Nasca que subduce a la placa Sudamericana. Esta subducción, iniciada en el Mesozoico y que continúa hasta la actualidad, ha generado actividad magmática y elevados flujos térmicos en la corteza terrestre formando sistemas geotermales. Dentro de éstos, circularon aguas subterráneas, convirtiéndose en fluidos hidrotermales que, en el Mesozoico y en el Terciario, dieron origen a depósitos metálicos, alteraciones hidrotermales y brechas explosivas. En la actualidad, en el sector de estudio, la actividad hidrotermal se expresa sólo por surgencias de aguas calientes, a través de fallas o fracturas, que generalmente han sido calentadas por acción de intrusiones. Algunas de las fuentes presentan precipitaciones de sínter. En las áreas con hidrotermalismo contemporáneo afloran unidades geológicas cuyas edades van del Precambriano al Cenozoico. El Precambriano está compuesto principalmente por gneises graníticos, anfibolitas bandeadas, esquistos, filitas y micaesquistos; siendo intruidas por rocas ígneas en distintos lugares. Dentro del Paleozoico tenemos al Ordovícico-Silúrico conformado por filitas, cuarcitas, pizarras, esquistos y anfibolitas; el Devoniano por esquistos micáceos, cornubianitas, cuarcitas y pizarras; el Carbonífero por cuarcitas, limolitas, pizarras, areniscas, limoarcillitas, volcánicos piroclásticos y aglomerados; y el Pérmico por calizas, gredas, capas rojas, areniscas, conglomerados y derrames volcánicos. El Mesozoico consta de calizas masivas, bancos de piroclásticos, derrames andesíticos, dacíticos, brechas y conglomerados del Triásico-Jurásico; areniscas, conglomerados, microconglomerados, lodolitas, lutitas, limolitas, calizas areniscosas, tobas calcáreas, margas y calizas del Jurásico superior y Cretáceo inferior; y sucesión flishoide de lodolitas, grauvacas, brechas piroclásticas, tobas, conglomerados, margas, lutitas, calizas, limoarcillitas, lodolitas, areniscas, limolitas y arcillitas margosas del Cretáceo superior. El Cenozoico consta principalmente de areniscas, conglomerados, lutitas, limolitas, limoarcillitas, volcánicos dacíticos, tobas, piroclásticos y brechas del Paleógeno y Neógeno, así como depósitos marinos, aluviales, fluviales y fluvioglaciares del Cuaternario. El contexto estructural está caracterizado principalmente por lineamientos con rumbo noroeste-sureste (dirección andina), relacionados con la formación de cuencas sedimentarias los cuales controlan la ubicación de sistemas hidrotermales. Por otro lado, en menor extensión, en el extremo norte del país, también existen grandes fallas transversales de rumbo noreste-suroeste (dirección antiandina). En el aspecto hidrogeológico, sólo se tiene alguna información de exploraciones diversas en la parte noroccidental. En base a las observaciones de campo, sus características litológicas y antecedentes existentes, se puede manifestar que las siguientes unidades geológicas tienen características apropiadas para albergar aguas subterráneas que alimenten las fuentes termales: • Formación Sarayaquillo y Grupo Oriente (areniscas). • Grupos Goyllarisquizga y Pucará (areniscas, conglomerados y calizas). • Grupo Calipuy (brechas, conglomerados y areniscas volcánicas). En el área de estudio se han identificado 59 fuentes termales, las cuales han sido agrupadas en cuatro sectores (I, II, III y IV). Las fuentes están controladas por rocas permeables, fracturadas y falladas con rumbo andino y antiandino; y a la vez, en el sector II, están afectadas por inflexión de estructuras con presencia de domos salinos. Las aguas se clasifican en cloruradas, sulfatadas y bicarbonatadas. Las aguas cloruradas tienen temperaturas que varían entre 20° C y 89° C, pH ligeramente ácido a básico (5.7->13.0) con contenidos de cloruro muy variado (94-182 960 mg/l). Las aguas sulfatadas poseen temperaturas entre 23° C y 70° C , pH ligeramente ácido a ligeramente básico (5.8-8.1), con excepción de la fuente La Pampa, ubicada cerca del pueblo del mismo nombre, que es netamente ácida (3.2), y sulfatos muy variados (12-12 646 mg/l). Las aguas bicarbonatadas presentan temperaturas entre 24°C a 63°C, pH ligeramente ácido a ligeramente básico (5.7-9.5) y bicarbonatos variados (17.4-397 mg/l). Aplicando la geotermometría se obtuvieron las temperaturas de reservorios en los siguientes sectores de estudio: Sector III: 69°C (Quilcate); 66°C (Llanguat); 76°C (Yumagual); 79°C (Baños del Inca); 79°C (El Tragadero). Sector IV: 107°C (Huaranchal), 67°C (El Edén), 105°C (Huacás), 85°C-84°C (Cachicadán), 55°C (Tablachaca), 109°C (Pacatqui), 99°C (Aquilina), 69°C (Rúpac) y 120°C-117°C (Huancarhuás). En base a los contenidos de elementos, traza en las aguas y el nivel estratigráfico de su afloramiento se asume que las aguas termales son alimentadas por acuíferos en las siguientes unidades geológicas: Grupo Goyllarisquizga en los sectores II , III y IV • Grupo Sarayaquillo en el sector II • Grupo Pucará en el sector II y IV • Grupo Calipuy en el sector III y IV. Respecto al desarrollo y uso de las fuentes termales en el área estudiada, se puede manifestar que; sobre la energía geotérmica las bajas temperaturas y bajos caudales de los reservorios, las fuentes termales en la región estudiada no ofrecen suficiente potencial geotérmico para la generación de electricidad, algunas de ellas tan sólo muestran posibilidades para el suministro de agua caliente. Por estar ubicadas cerca de pueblos y/o carreteras, las fuentes termales de Troncomocho, Los Hervideros, El Almendral, Chaquil, Corontochaca, Baños la Shayna, Baños Termales San Mateo, Las Jeras, Colpar, Michina, Tocuya, Chancay Baños, Pinipata Baños, Bombón, El Cumbe, Llanguat, Baños Jerez, Quilcate, Yumagual, Crisnejas y Oscol, son utilizados con fines turísticos y medicinales. Para su mejor utilización es necesario dotarlas de mejores vías de acceso e infraestructura. El estudio incluye bibliografía.
Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico - INGEMMET
75 p.



This item is licensed under a Creative Commons License Creative Commons