Please use this identifier to cite or link to this item: http://repositorio.ingemmet.gob.pe/handle/ingemmet/75
Geología de los cuadrángulos de Río Pinquén, Pilcopata y Chontachaca 25-t, 26-t y 27-t – [Boletín A 116]
1998
INGEMMET. Boletín, Serie A: Carta Geológica Nacional; n° 116
Los cuadrángulos de Chontachaca, Pilcopata y Río Pinquén alineados, en este orden, de sur a norte, configuran una faja emplazada sobre las unidades morfotectónicas del flanco oriental de la Cordillera Oriental, la Faja Subandina y de la Llanura Amazónica. Políticamente, se circunscriben en las provincias de Manu y Paucartambo de los departamentos de Madre de Dios y Cusco, respectivamente. La secuencia litoestratigráfica comprende unidades desde el Paleozoico inferior al Cuaternario reciente. Las pizarras del Paleozoico inferior, que se proyectan por el sur, desde el cuadrángulo de Ocongate, en el presente trabajo se asume principalmente que el Grupo San José y las areniscas que aparecen en contacto con las rocas intrusivas indicarían la presencia de la Formación Sandia. El Grupo Cabanillas está compuesto de pelitas oscuras metamorfizadas por contacto, se ha reconocido en el puente de Pillcopata sin relación con las formaciones más antiguas, y en el pongo de Coñec, de areniscas y lutitas con fósiles bivalvos El Grupo Ambo en la base consiste de una arenisca gruesa conglomerádica y en la parte superior de una intercalación de areniscas y lutitas. El Grupo Tarma suprayace concordantemente sobre el anterior y está formado principalmente por areniscas verdes y grises. Durante el Triásico y Jurásico, la región pudo haber permanecido como una zona positiva (alto estructural), por la ausencia de sedimentos en ese lapso. Las areniscas del Grupo Oriente del Cretáceo inferior descansan directamente sobre las calizas del Grupo Copacabana. La suprayaciente Formación Chonta consiste de lutitas laminares grises y de areniscas cuarzosas blanquecinas, hacia la base. La Formación Vivian de areniscas pasa transicionalmente a las capas rojas de la Formación Yahuarango. A causa de la Tectónica Andina, los Andes empiezan a levantarse y se depositan en ambientes continentales y dando origen a las capas rojas de las formaciones Yahuarango y Chambira del Paleógeno e Ipururo del Neógeno. El Cuaternario consiste de depósitos continentales morrénicos, aluviales y fluviales. Las rocas intrusivas consisten de basaltos y gabros en diques y sills y de granitos en una masa batolítica. Las estructuras reconocidas en el área han sido delineadas por la Tectónica Herciniana, a las que se ha superpuesto la Tectónica Andina, ésta última como consecuencia de la convergencia de las placas sudamericana continental y la oceánica que han producido los pliegues sobreescurridos observados en la Faja Subandina. Esta tectónica, más al este disminuye en intensidad y los pliegues son de amplia curvatura con buzamientos de 5° que apenas son perceptibles en la Llanura Amazónica. En el área no hay denuncios mineros vigentes, sin embargo, hay referencias que antaño hubo actividad minera de tipo artesanal desde los Incas hasta las primeras décadas republicanas, entre la que destaca el área de Alcumbrera. Ésta se ubica en la cabecera de la quebrada Humana al suroeste del cuadrángulo de Chontachaca. Los depósitos aluviales de oro, al noreste del cuadrángulo de Chontachaca, se trabajan esporádicamente cuando disminuye la precipitación pluvial y en consecuencia el caudal de los ríos, deja playas aprovechables para extraer oro en cantidades muy pequeñas. En el área existen resumideros de petróleo en el extremo sureste del Anticlinal de Pantiacolla. Esta estructura es prospectable por hidrocarburos en rocas paleozoicas. Las areniscas de los grupos Tarma o Ambo serían las rocas almacén y las generadoras las lutitas del Grupo Ambo del Paleozoico inferior.
Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico - INGEMMET
155 p., 3 mapas



This item is licensed under a Creative Commons License Creative Commons