Please use this identifier to cite or link to this item: https://hdl.handle.net/20.500.12544/154
Geología de los cuadrángulos de Chalhuanca, Antabamba y Santo Tomás 29-p, 29-q, 29-r - [Boletín A 35]
1981
INGEMMET. Boletín, Serie A: Carta Geológica Nacional, n° 35
Los cuadrángulos de Chalhuanca, Antabamba y Santo Tomás, colindan de Oeste a Este en el orden enunciado, formando un rectángulo de 160 km. x 56 km. aprox. 9,000 km2. La región comprendida por los tres cuadrángulos, se halla en el flanco oriental de la Cordillera Occidental de los Andes entre 3,000 y 5,000 m. de altitud. Presenta un paisaje característico, representado por una extensa altiplanicie interrumpida en ciertos sectores por cadenas de cerros y valles profundos. El drenaje pertenece a la cuenca del Atlántico y los ríos principales como el Chalhuanca, Antabamba y Oropesa entre otros, están controlados, por fallas regionales. La secuencia estratigráfica está constituida por más de 8,000 m. de rocas sedimentarias y volcánicas que se depositaron en el lapso comprendido entre el Jurásico Superior y el Cuaternario. La base de la secuencia está constituida por las rocas del Grupo Yura, cuyo grosor supera los 2,200 m. y de acuerdo a su litología se ha dividido en tres Formaciones: Piste, Chuquibambilla y Soraya, ésta última considerada de edad neocomiana. La Formación Mara, suprayacente, tiene un grosor de 306 m. y consiste de areniscas y lutitas de color rojo. Su extensión es regional y constituye un nivel guía para la interpretación estratigráfica y estructural. A continuación yacen las rocas calcáreas de la Formación Ferrobamba, cuya edad es Albiano-Cenomaniana. El Cretáceo Superior está representado por la Formación Anta-Anta constituida por una secuencia pelítica de color rojo intenso que cubre en discordancia paralela a la Formación Ferrobamba. La sucesión de las rocas terciarias se inició con una serie clástica continental, representada por el Grupo Puno que yace en discordancia angular sobre las rocas mesozoicas. Posteriormente se depositaron rocas sedimentarias y volcánicas del Grupo Tacaza. Cubriendo esta secuencia se exponen, en los lugares más elevados potentes acumulaciones volcánicas representadas por: el Volcánico Sencca, el Grupo Barroso y el Volcánico Santo Tomás, cuyas edades se sitúan entre el Plioceno y el Cuaternario Reciente. Las rocas intrusivas plutónicas se han diferenciado en diorita, tonalita y granodiorita, las cuales forman el Batolito de Apurímac y su emplazamiento se habría producido entre fines del Cretáceo y comienzos del Terciario. Posteriormente, a fines del Mioceno, ocurre una nueva actividad magmática de tipo intrusivo, representada por rocas hipabisales de diversa composición. Generalmente, los procesos de alteración y mineralización metálica de la región están asociados, tanto a las rocas plutónicas como a las hipabisales. La primera fase de la orogenia andina (Fase Peruana), se produce en el Cretáceo Superior dando lugar a ondulaciones suaves y ligeros levantamientos y a un cambio de facies en la sedimentación, de marina (Fm. Ferrobamba) a continental (Fm. Anta-Anta). La segunda fase orogénica (Fase Incaica), ocurre en el Terciario Inferior, y es la responsable de la mayor compresión del ciclo orogénico andino, ocasionando un intenso plegamiento y fallamiento de dirección NO-SE E-O que afectó a las rocas mesozoicas. La tercera fase orogénica (Fase Quechua) de edad Oligo-Miocénica, afectó con plegamientos suaves a las rocas terciarias continentales (Grupo Puno, Grupo Tacaza y Fm. Maure), mediante varias subfases que se evidencian por las discordancias existentes entre estas unidades litológicas. El potencial minero de esta región se ha dividido, para su descripción, en áreas de diverso interés económico, siendo la más importante, del cuadrángulo de Santo Tomás, que agrupa a los yacimientos cupríferos de Ferrobamba, Chalcobamba, Sulfobamba y Charcas y al aurífero de Cochasayhuas. Los depósitos no-metálicos ofrecen buenas perspectivas económicas por su calidad y volumen, pudiendo ser aprovechados en la industria y construcción, como son los depósitos de calizas, sílice, puzolanas y otros.
Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico - INGEMMET
88 p.



This item is licensed under a Creative Commons License Creative Commons